Menú Cerrar

¿Qué necesita un autónomo para conseguir un préstamo rápido?

autonomo solicitar prestamo

El acceso a la financiación es uno de los principales problemas para los trabajadores autónomos en España. Pedir un préstamo, si eres trabajador por cuenta propia, tiene un porcentaje de éxito menor que si eres un trabajador por cuenta ajena. A continuación, vamos a explicarte qué requisitos debes cumplir a la hora de solicitar un préstamo.

El primero de ellos es no estar incluido en ninguna lista de morosos. Es lo primero que cualquier entidad mira. Ya sea la ASNEF o Rai, si estás en alguna de estas listas te descarta automáticamente.

La capacidad de devolución del préstamo es el segundo factor más importante para los bancos. Según explican desde diferentes entidades financieras, el nivel de deuda que puede soportar un autónomo se determina en el porcentaje de endeudamiento. Si la deuda supera el 30 o el 40% de tus ingresos también se descartará la opción de la financiación.

El aval es el seguro de la entidad que te presta el dinero. Quiere garantías de que le será devuelto el dinero, y por eso la figura del avalista será tu mejor aliado. Si tu aval tiene capacidad financiera tendrás muchas opciones de éxito.

Es probable que la entidad bancaria también solicite adicionalmente al empresario un plan de negocio, en el que se especifiquen las características del negocio que se quiere emprender, sus objetivos, el público al que se dirige…

Si el banco percibe posibilidades reales de retorno de la inversión considerará que su préstamo tendrá mayores garantías de ser devuelto.

“El banco también querrá saber cuál es el destino exacto de la inversión por lo que solicitará facturas proforma (informativas) y presupuestos. Si el autónomo pidiese, por ejemplo, 100.000 euros para la reforma de un local, tendrá que demostrar que esa reforma cuesta ese dinero”.

En la solicitud del préstamo, también pueden solicitarte una fotocopia de tu alta en el RETA y la antigüedad de tu empresa, así como un justificante de ingresos estables o del último pago a la Seguridad Social, entre otros.

Fuente Original: Cinco Días

Contactar ahora